Hoy en día se habla mucho sobre la sexualidad responsable y los conocimientos de la sexualidad, temas que han sido tabú por varios años. Y aunque las nuevas generaciones seamos más abiertas a estos temas, aún queda mucho por aprender y algunas dudas sobre la sexualidad saludable.

¿Qué es sexualidad?

El concepto de sexualidad es supercomplejo. Comprende nuestro comportamiento sexual, nuestra orientación sexual, la intimidad, el erotismo y los roles de género. La forma de expresar nuestra sexualidad depende de nuestra cultura, entorno social y personalidad. Además, esta va cambiando a lo largo de nuestra vida. No olvides que todos tenemos derechos sexuales y derechos fundamentales.

Para lograr y gozar de una sexualidad responsable, te dejamos estos 5 puntos para tener en cuenta:

Educarse

sexualidad responsable

El primer paso para una sexualidad responsable o una sexualidad sana es la educación sexual. Aprender de las áreas de conocimiento y los cuidados que hay que tener es fundamental para el desarrollo y la salud sexual, dado que a veces, por ejemplo, la información que brindan algunos medios de comunicación, la pornografía y las charlas, entre otros, pueden confundirte a la hora de tener una sexualidad responsable.

En algunos países existe un programa de Educación Sexual Integral (ESI), el cual se promueve tanto en las escuelas privadas como en las estatales para informar y enseñar a los jóvenes sobre estos temas, ya que a veces la familia no mantiene un diálogo sobre sexualidad por pudor, falta de tiempo o ignorancia.

Métodos barrera

sexualidad responsable

Estos métodos se utilizan para prevenir un embarazo no deseado. El método barrera por excelencia es el preservativo o condón masculino, aunque existe el preservativo femenino, siendo este último menos popular.

Cabe aclarar que el preservativo o condón es el único método que ayuda a prevenir cualquier enfermedad o infección de transmisión sexual, como es el VIH, la sífilis, el VPH o la gonorrea, es decir, el condón es el más seguro en cuestión de método anticonceptivo y de salud sexual.

El condón hay que emplearlo incluso en el sexo oral y anal, ya que en estas prácticas también estamos expuestos a contagiarnos una infección. Siempre se debe usar un preservativo en todo tipo de relación sexual, puesto que es el único método que previene las ITS, porque por más de que no haya riesgo de embarazo, siempre hay riesgo de contraer una infección de transmisión sexual (ITS).

También existen otros métodos de barrera como el diafragma o el capuchón cervical, pero estos no nos protegen de las infecciones de transmisión sexual (ITS), por lo que para prevenirlas, hay que utilizarlos como doble método junto con el condón. Este tipo de métodos únicamente evitan que los espermatozoides ingresen al útero de la mujer.

Es tan importante cuidarse una, como cuidar al otro.

Métodos anticonceptivos

sexualidad responsable

Hay una gama de métodos anticonceptivos diferentes, siendo las pastillas anticonceptivas el más empleado. Asimismo, existen inyecciones, el dispositivo intrauterino (DIU) e implante anticonceptivo.

Los conocimientos sobre métodos anticonceptivos sirven para evitar un embarazo no deseado inhibiendo la ovulación, pero no nos protegen contra las infecciones de transmisión sexual. Por eso, se recomienda usarlo como doble método, junto con otro método de barrera como el preservativo. Así estarás más segura y podrás disfrutar sin miedo tu sexualidad.

Elige el método que mejor se adapte a ti y a tus necesidades.

Autoconocimiento

sexualidad responsable autoconocimiento

Para disfrutar plenamente de nuestra sexualidad es primordial el conocernos y el autodescubrimiento, para saber qué nos gusta en la intimidad y qué no. Nuestro nivel de conocimientos es fundamental. Conocer y amar nuestro cuerpo es crucial. Hay que lograr despojarse de los prejuicios y lograr una sexualidad saludable; si no te conoces a ti misma, no sabrás qué es lo que te gusta y no podrás comunicárselo a tu pareja.

La masturbación femenina sigue siendo un tema bastante estigmatizado en la actualidad, pero es el único camino a un mejor nivel de conocimiento sobre ti misma. Ayuda a que puedas identificar tus zonas erógenas y así tener un mayor goce en tus relaciones sexuales.

Tip: Puedes experimentar la masturbación con sex toys o juguetes sexuales. Hay tiendas especializadas donde podrás encontrar lo que más te guste para satisfacerte, porque tienes derecho a disfrutar tanto sola como acompañada.

Anímate a alcanzar la seguridad en ti misma y así la pasarás mucho mejor.

Comunicación con la pareja sexual

sexualidad responsable

La comunicación con la persona con la que mantendremos relaciones sexuales es clave. Así podrán saber los gustos de ambos y generar una confianza más sólida, ya que, sin confianza, es difícil disfrutar plenamente de tus relaciones sexuales. Es esencial que hablen tanto de sus preferencias, como sobre el método de prevención que van a utilizar o sobre la planificación familiar (si es el caso).

¡En cada encuentro debemos expresar nuestro consentimiento!

Ante cualquier duda tienes que consultar a un profesional en un centro de salud, para poder asesorarte y realizarte regularmente análisis de control; ya que, en caso de alguna infección de transmisión sexual, cuánto antes se realice el tratamiento es mejor. Aunque es mejor prevenir que curar. No tengas vergüenza, ¡haz la consulta!

No podemos obviar la higiene, por el hecho de que es un aspecto fundamental. Mantener una higiene adecuada te ayuda a detectar cualquier cambio que puedas tener tanto en tus partes íntimas o en tu boca, y en caso de ocurrir esto, poder hacer la consulta con un profesional para hacer los exámenes de salud correspondientes.

En conclusión, podemos decir que lo importante es informarse y librarse de los prejuicios que rondan sobre la sexualidad. Cada uno la vive de una manera diferente. Hay que aceptarse a uno mismo, conocerse y saber comunicar. Ten presente que una sexualidad responsable es poder decidir qué hacer, cuándo y con quién. Todas nos merecemos vivir una sexualidad plena, desde el respeto, cuidado y responsabilidad.

Deseamos que estos datos te hayan sido de mucha utilidad.

Nuestros lectores también están leyendo articulos relacionados a este tema como: