Descargo de responsabilidad: Esta publicación contiene enlaces de afiliados. Si compra un artículo a través de uno de esos enlaces de afiliados, ELLA Tendencias puede obtener una pequeña comisión sin un costo adicional para ti. Esto ayuda a mantener el blog en funcionamiento para que podamos continuar brindándote el mejor contenido.

Incorporar a nuestra rutina de belleza, el cuidado de la piel seca es imprescindible. La piel es el órgano más grande de nuestro cuerpo y debemos darle el cuidado que se merece. La mayoría de las personas gastan más en productos de maquillaje que en el cuidado de su piel, sin darse cuenta, que una piel sana, de por sí, las hará lucir mejor y con un aspecto saludable.

Muchas se excusan con la falta de tiempo, pero la verdad es que una vez que tienes una rutina de skincare incorporada, no lleva tanto tiempo como piensas. Debes generar el hábito, ya que nuestra piel seca necesita de un cuidado diario y utilizar los productos adecuados.

No importa la edad que tengas, aunque seas joven debes cuidarla, te prometo que cuando seas mayor lo agradecerás.

A la hora de elegir una rutina de cuidado de la piel, tienes que elegir una acorde a tu tipo de piel, ya que hay diferentes tipos de pieles: piel normal, piel seca, piel grasa o piel mixta. Si no estás segura, es recomendable una consulta personalizada con  una dermatóloga o cosmetóloga para que te diga el tipo de piel que tienes.

Aquí van 5 pasos para tu rutina facial si en tu caso tienes piel seca:

Limpieza facial

piel seca

El primer y extremadamente fundamental paso es realizarte una limpieza facial. Si llevas maquillaje, primero desmaquíllate con agua micelar o toallitas desmaquillantes y luego procede a limpiar la piel del rostro y el cuello. Puede ser con leche de limpieza o un gel de limpieza de base acuosa. En estos casos, aplicarla con un algodón, ejecutando movimientos circulares ascendentes.

La limpieza la debes hacer tanto por las mañanas, como por las noches antes de ir a dormir. De esta forma, tu piel puede respirar mejor. Para limpiar la piel adecuadamente recomendamos el uso de agua caliente, ya que esta abre los poros dejando salir y remover cualquier impureza, también puedes añadir un jabón humectante.

Aunque llegues tarde a tu casa y cansada, acuérdate de desmaquillarte, ¡es muy importante!

Exfoliación facial

piel seca

El segundo paso es utilizar un exfoliante facial. Este puede ser un exfoliante químico o físico. Para el día a día se recomienda emplear un exfoliante facial de productos químicos que tenga un porcentaje de producto apto para la exfoliación diaria. El exfoliante físico, es decir, el que es un gel granulado, te ayuda a hacer una limpieza más profunda, eliminar células muertas e impurezas, por lo que se recomienda usarlo solamente una vez cada dos semanas al ser más agresivo para la piel seca; de lo contrario, este puede generar micro lesiones que, si se infectan, se convierten en los famosos granitos.

Tónico

piel seca

El tercer paso es aplicar un tónico o serum que tenga algún tratamiento especial que necesites o simplemente un tónico relajante para la piel seca. Este va a refrescarte y cerrar tus poros. Equilibrará el pH de tu piel y eliminará los restos de impurezas.

Este producto también debes aplicarlo en el rostro con un algodón humedecido, realizando un masaje circular ascendente para evitar la sequedad cutánea.

Hidratación

piel seca

El cuarto paso es hidratar el rostro y el cuello con una buena crema humectante o emulsión humectante con nuestra piel húmeda. Tienes que ver entre las opciones de cremas hidratantes para la cara que existen y elegir una acorde a tu tipo de piel, este caso piel seca.

Primero puedes aplicarte un serum o aceite facial nutritivo y extenderlo en tu rostro con un masajeador facial roller de cuarzo. Activarás la circulación sanguínea, la producción de colágeno y ayudarás al drenaje linfático, si haces los masajes de manera correcta, del centro de la cara, hacia afuera. Tu rostro lucirá descansado y luminoso en solo 5 minutos. Aplica tu elección de hidratantes para piel por las mañanas y por las noches, y siempre sobre la piel limpia.

Por las mañanas puedes aplicarte una crema hidratante más liviana y antes de irte a dormir, una crema de nutrición profunda. Especialmente, si tienes la piel seca. Se recomienda aplicar una crema hidratante especial para el contorno de ojos, ya que es una zona muy delicada. Cada tanto, puedes hacerte mascarillas para ayudar a la hidratación de la piel.

Las cremas para la cara con ácido hialurónico son buenas para mantener la hidratación e integridad de la dermis, puesto que con el correr de los años este va disminuyendo y necesitamos compensarlo para evitar las líneas finas de expresión, ya que este facilita el transporte de nutrientes.

Para evitar lucir una piel deshidratada, también se recomienda tomar una buena cantidad de agua, por el hecho de que durante el día tenemos perdida de agua, aunque no lo notemos.

Protector solar

piel seca

Por último, debes aplicarte el protector solar. A pesar de que el sol nos aporta vitamina D y nos da vitalidad, es recomendable usar protección solar siempre, por más de que no haya mucho sol, debido a que la exposición a los rayos UV puede provocar el envejecimiento prematuro de la piel y el cáncer de piel. Es impredecible utilizar protector solar incluso cuando nos encontramos en interiores por mucho tiempo y no tenemos ninguna exposición al sol, ya que no sabemos los efectos que los rayos UV pueden tener sobre nuestra piel. El protector solar crea una barrera cutánea o capa protectora que con su función de barrera protectora para nuestras pieles secas

Para finalizar…

En cuanto a la elección de los productos, te recomendamos emplear productos cosméticos o productos de limpieza con fórmulas sustentables o materiales naturales, es decir, libre de ingredientes irritantes, libre de parabenos, libre de petrolatos, libre de ingredientes de origen animal y libre de alérgenos.

El mantener una buena alimentación favorece el aspecto de nuestra piel, además de nuestra salud. Debemos incorporar los nutrientes necesarios, ya que una dieta saludable es elemental para nuestra piel. Se sugiere eliminar en lo posible los alimentos refinados y procesados; e incorporar frutas y verduras, legumbres, cereales integrales, semillas de chía y antioxidantes naturales, como el té verde o el limón.

Estos fueron los 5 pasos para tu rutina facial. Espero que los incorpores a tu rutina así lograrás tener la piel suave, radiante y, primordialmente, sana. ¿Tienes algún otro tip para cuidar tu piel? Déjalo en los comentarios.

Nuestros lectores también están leyendo articulos relacionados a este tema como:

ELLA Tendencias es un participante en el Programa de Asociados de Amazon Services LLC, diseñado para proporcionar un medio para que los sitios ganen tarifas de publicidad al vincular  Amazon.com.