El lenguaje es una herramienta poderosa que define la forma en que percibimos el mundo, por lo tanto es importante hablar sobre el lenguaje inclusivo. Las palabras son la base de la conexión que establecemos con los otros y con nuestra propia identidad. Identificarnos bajo nuestros propios términos y reconocerse con palabras inclusivas es parte de la democratización del lenguaje y de el orgullo de disfrutar ser quienes somos.

La reproducción e institucionalización del lenguaje ha sido históricamente, una tarea de hombres, por lo que en lo oral y en lo escrito, hemos estado inscritas bajo el sistema patriarcal, es decir, que la forma en que solemos comunicarnos esta impregnada con el sentido de superioridad entre hombres y mujeres, sin ningún parámetro que permita la igualdad de género.

En ese sentido, expresiones como “todos somos iguales”, “el hombre es dueño de su propio destino”, o el uso del masculino como genérico: “los estudiantes”, “los padres de familia” y otro sinfín de ejemplos; “produciría un conocimiento sesgado de la realidad, coadyuvando a la invisibilidad y la exclusión de las mujeres en todos los ámbitos” (Guichard Bello, 2018).

Desde hace un tiempo se ha estado buscando la manera de implementar el crecimiento inclusivo en el idioma español sin usar el masculino generalizado. En los años 90 se comenzó a popularizar el uso del signo de arroba “@” para tratar de incluir a mujeres y hombres. Más recientemente se comenzó con el uso de una “x” para englobar ambos géneros, ahora en los últimos años nos hemos dado cuenta de que eso no es suficiente por lo que al parecer el uso de la letra “e” en términos como elle, ha ganado popularidad en el género en español.

Cada vez existen más personas que se van identificando con el género no binario, puede que en tu círculo de amistad o familiar exista una persona que se identifique de esa manera y bueno, puede resultar complicado saber cómo dirigirse correctamente a elles debido a la confusión de género, por lo que a continuación se presentan cinco cosas que debes saber del lenguaje inclusivo y la importancia de su uso para alcanzar un aprendizaje exitoso a favor del desarrollo social, en especial para apoyar a las minorías y los conjuntos de personas marginadas.

El poder de la palabra

inclusivo el poder de la palabra

Las palabras son muy poderosas, por ello distintas organizaciones y movimientos sociales y civiles (en especial la comunidad LGTBQI+ y les feministas) han buscado una versión neutra en el idioma español de ciertas palabras, para incorporar a quienes se han ignorado durante generaciones, en especial a aquelles que viven fuera de los límites de lo no binario.

Para muchos, usar el lenguaje inclusivo se ha convertido en una manera de evitar ser sexista o generar discriminación entre las personas que suelen ser marginadas por el vocabulario y por la sociedad misma, no solo el género femenino, sino personas transgénero, de género fluido y no binarias.

De esta manera, les activistas impulsan el uso de un lenguaje más igualitario que nos represente a todes, convirtiendo los valores de la inclusión en algo esencial. La inclusión en el lenguaje es un gran reto y nos corresponde a todes aprender de la educación inclusiva todos los días.

Pronombre neutro “elle”

inclusivo pronombre nneutro

De manera no oficial el pronombre alternativo y neutro en el idioma español es “elle”, que nace de la fusión de lo binario para convertirlo en un tipo de lenguaje más incluyente y de género neutro. Combinando los pronombres él y ella, se rompe esa barrera de estereotipos de género que nos obliga a identificarnos como hombres o mujeres y la confusión entre género. Se busca que más allá de nuestros órganos reproductores, el género se asocie y refleje el amplio espectro de identidades no binarias.

Elle nos ayuda a dirigirnos a personas de forma neutra: si eres un “él” o una “ella” quizás te dé lo mismo, pero hay que recordar que estamos en una lucha de crecimiento inclusivo por el cambio para incluir a aquelles que son “elles” y evitar la exclusión de personas en el género gramatical.

La RAE

inclusivo la RAE

La Real Academia Española (RAE), la entidad mas grane del género en español para las bases del aprendizaje del generó gramatical, se nos está quedando atrás en esto del lenguaje inclusivo, pues consideran innecesario el uso de la letra “e” como marca de género. Muchos concuerdan con ellos, pues aseguran que se está dañando el idioma español, pero es importante recordar que la belleza del lenguaje es precisamente que evoluciona de manera constante y en este caso tendríamos un crecimiento integrador.

Si a mí me dan a elegir entre dañar el idioma español por usar “e” a dañar a un “elle”, prefiero que la RAE me corrija con sus arcaicas reglas. La inclusión es lo más importante para el desarrollo social.

Otras formas de evitar la discriminación

inclusivo discriminación

Instituciones como la Organización de las Naciones Unidas se han encargado de elaborar guías en donde dan algunos consejos en áreas en donde todos los días podemos evitar la discriminación de género en el idioma, mucho más allá del género: ofrecen estrategias para hablar o escribir de manera más inclusiva en cuanto al género y eliminar estereotipos, sesgos sexistas y formas de discriminación de las brechas de género que aún utilizamos sin saber. Por ejemplo, podemos decir “personal de salud” en lugar de “enfermeras y médicos”. Evitemos también frases discriminatorias como “corres como niña”, que no apoyan a la igualdad de género y discriminan al género femenino.

Viendo hacia el futuro con el lenguaje inclusivo

inclusivo viendo hacia el futuro

Si bien en algún momento se espera que la RAE logre ser un poco más abierta con respecto al uso del lenguaje inclusivo y se una al crecimiento inclusivo, tampoco vamos a esperar sentades. Aunque el lenguaje es algo que aprendemos e internalizamos desde la niñez, continúa evolucionando a lo largo de nuestras vidas.

Busquemos formas de transformar nuestras palabras en instrumentos de cambio y de inclusión. Este es un proceso de aprendizaje que inevitablemente incluirá errores. Esto es normal. Pero es importante intentar de unirnos al crecimiento inclusivo y crecer junto con el lenguaje. Y si se comenten errores sin querer, corrígete, discúlpate y sigue adelante ya que son la base del aprendizaje exitoso.

Nuestros lectores también están leyendo articulos relacionados a este tema como: