A veces pensamos que el empoderamiento de la mujer es algo que aparece en nosotras de la noche a la mañana, sin embargo, en realidad es algo que se debe poner en práctica día a día para mejorar nuestra calidad de vida. Pero antes de continuar, ¿realmente sabes lo que es el empoderamiento femenino? Sigue leyendo y descúbrelo.

¿Qué es empoderamiento de la mujer?

empoderamiento de la mujer

Retomando lo dicho nuestro anterior artículo “8 consejos para ser una mujer empoderada”, el empoderamiento de la mujer es tener conciencia de que somos dueñas de nuestra propia toma de decisiones y acciones, que somos libres y 100 % capaces de liderar nuestra vida tanto a nivel personal como profesional con la libertad de tomar nuestras propias elecciones y permitiéndonos cometer nuestros propios errores sin miedo al fracaso debido a la perspectiva de género que vivimos en nuestra sociedad.

El empoderamiento de la mujer es algo que debemos practicar diariamente y como ya dije antes, no se logra de la noche a la mañana. Sin embargo, el primer paso es querer lograr ser una mujer empoderada para poder empezar el empoderamiento femenino al realizar pequeñas acciones diarias que nos lleven a ese camino. A continuación, les dejaré 5 cosas que puedes hacer en tu día a día para practicar el empoderamiento de la mujer y lograr la igualdad de género a nivel mundial.

Aquí te traemos 5 maneras de practicar el empoderamiento de la mujer en tu día a día:

Promueve la igualdad entre mujeres

empoderamiento de la mujer

Ayuda a que tus amigas o conocidas a establecer objetivos de desarrollo personal al saber que son tan capaces como cualquier otra persona de hacer lo que se propongan, sin importar su edad, su raza, preferencias sexuales o condición social. Esta es una de las mejores prácticas del empoderamiento femenino, así que recordemos que todas tenemos el mismo valor y poseemos la capacidad de lograr todo aquello que somos capaces de soñar, incluyendo un gran desarrollo profesional.

Ya sean mujeres transexuales, bisexuales, heterosexuales, etc., todas debemos poseer igualdad de género, incluyendo los mismos derechos e igualdad de oportunidades. No nos discriminemos entre nosotras, esto va en contra del concepto de empoderamiento, porque se trata de apoyarnos y darnos soporte. No hagas lo que no quieres que te hagan a ti, así que antes de discriminar a alguien piensa cómo te sentirías tú, si te trataran de la misma manera, todo es cuestión de empatía y los objetivos acordados para lograr una sociedad justa.

Has cumplidos cada vez que lo sientas necesario

empoderamiento de la mujer

A veces no nos damos cuenta, pero una palabra amable a nuestra amiga, vecina o a una total desconocida puede hacerle el día. Es importante que recordarnos entre nosotras lo valiosas y hermosas que somos en nuestras respectivas pieles y en nuestra peculiar forma de ver la vida para no caer en los estereotipos de género. Cada una de nosotras es especial y a veces lo olvidamos por el estrés de la vida. Por eso es fundamental de vez en cuando tomarnos cinco minutos para recordarles a esas mujeres que nos rodean lo maravillosas que son, no nos cuesta nada. Es una buena forma de levantar los ánimos de nuestras hermanas y traer equilibrio de género dentro de nuestra comunidad.

Forma parte de iniciativas de apoyo hacia las mujeres

empoderamiento de la mujer

Apoya aquellos proyectos que van dirigidos a apoyar a las mujeres y la equidad de género. A que podamos lograr la equidad de género que por tantos años hemos buscado y que poco a poco vayamos marcando el camino para lograrlo. Si no nos apoyamos entre nosotras, ¿cómo esperas que lo hagan los demás? Ese proyecto que inicia tu mejor amiga o ese movimiento que ves en redes sociales, es una de las mejores prácticas del empoderamiento femenino, por lo tanto, ayuda a difundirlo y así nuestras voces se escucharán cada vez más.

Apoya empresas dirigidas por mujeres

empoderamiento de la mujer

Existen los millones de empresas que hay en el mundo y suena complicado saber cuáles de ellas son las que son dirigidas por una mujer, así que podemos empezar por algo más sencillo: apoya ese emprendimiento que emprendió tu amiga, vecina o conocida que no es tan cercana.

En lugar de ir a Starbucks, ve a la cafetería que abrió tu vecina con mucho esfuerzo y así a la vez ayudas a esos pequeños negocios locales que pueden crear economías fuertes. Compra tus agendas y organizadores a esa chica emprendedora que te recomendó Instagram, aunque ni siquiera la conozcas. Apoya a tus amigas en sus ambiciones por iniciar su propio negocio y ser independientes, esto logrará un empoderamiento económico para las mujeres e incluso puestos de dirección en mercados laborales.

El apoyo es la clave del éxito en toda lucha de igualdad de género. Y si nosotras estamos decididas en nuestro camino al empoderamiento femenino, estas pequeñas acciones de apoyo pueden marcar una gran diferencia e incluso brindar más oportunidades de liderazgo para otras mujeres y sus metas empresariales. Además de que los pequeños emprendimientos suelen ser más amigables para nuestro bolsillo en nuestra vida personal.

Comparte tu conocimiento con las demás

empoderamiento de la mujer

Nadie nace con conocimiento y seguramente esa actividad que tú dominas y te costó tu esfuerzo dominarla a alguien más le puede servir en sus proyectos personales. No seamos egoístas con lo que sabemos, pues recuerda que alguna vez fuiste tú y tuviste que encontrar el camino para descubrir cómo hacer las cosas.

No dejes que ese conocimiento que tienes se vaya contigo por miedo a no ser buena enseñando o por miedo a que alguien te supere. Recuerda que todas podemos brillar y en la cima hay lugar para todas, no seamos egoístas y ayudemos a las que quieren aprender y salir adelante, comparte tu plan de acción. Dejemos en el pasado las normas sociales y ese viejo refrán que dice “el peor enemigo de una mujer es otra mujer”, demostremos que se equivocan.

Para finalizar

Una cosa que dejé para el final, pero no por eso es menos importante, es la hermandad, que es la solidaridad entre mujeres, en especial en situaciones de acoso o discriminación sexual. Ser mujer es complicado en un mundo donde como género a nivel mundial y niveles profesionales aún no existe la equidad de género y el patriarcado posee aún una voz muy fuerte.

Así que el apoyo entre nosotras nos hará fuertes, porque de la unión nace la fuerza y solo con acciones diarias lograremos el cambio por el que tanto luchamos millones de mujeres, la cual recordemos que es las barreras de género.

No olvides que alzar la voz ante situaciones de injusticia y hacer valer tus derechos fundamentales. No dejes que menosprecien tu esfuerzo o participación femenina por ningún motivo y busca apoyo entre tus amigas, que son tu mayor red de apoyo. Las acciones que mencioné anteriormente son algunos de los pequeños pasos que podemos emplear para lograr el empoderamiento de la mujer, pero que pueden marcar una gran diferencia en el camino a la equidad de género para millones de mujeres.

Nuestros lectores también están leyendo articulos relacionados a este tema como: